Grúas Auto soportadas, Montadas al techo, Monorriel

Descripción general

Las Grúas Auto soportadas, Montadas al techo, Monorriel cuentan con una capacidad de carga de hasta 4000 libras.

Perfectas para ser montadas de manera independiente o bien con sujeción al techo.
Con disponibilidad de materiales en los rieles, acero, aluminio y acero inoxidable.

Las Grúas Puente permiten cubrir áreas rectangulares mientras los monorrieles permiten transportar materiales de manera lineal y en conjunto pueden interconectar células de trabajo.

Logra 28% de aumento en la productividad con las Grúas auto soportadas.

Estaciones de trabajo rectangulares. Están conformadas por puentes y rieles que permiten movimientos en ejes X y Y, logrando una cobertura total del área de trabajo.

Monorrieles rectos y curvados. Logra una extensión del área de trabajo montando rieles incluso con una curvatura de 90 grados para interconectar secciones.

Grúas Auto soportadas, Montadas al techo, Monorriel

Rieles de pista cerrada

Ofrecen mayor facilidad de movimiento con una larga duración. Fabricados en aluminio y acero cuentan con gran resistencia y peso ligero. Han sido diseñados para centrar las ruedas en el riel y evitar la suciedad en la superficie de rodamiento.
Poseen  mayor facilidad de movimiento al reducir la resistencia de rodamiento y su composición les permite ser montados con gran facilidad.

Contamos con diferentes perfiles de rieles para cada aplicacion.

Riel sencillo. Perfecto para ser usado con múltiples puntos de apoyo o maximizar la altura de movimiento.  Cuenta con una capacidad de carga de 250 a 4000 libras.

Pista de acero con soporte superior. Excelente opción cuando se tienen pocos puntos de apoyo ofreciendo gran versatilidad en la configuración de las estaciones de trabajo. Este tipo de riel permite una mayor distancia entre los puntos de apoyo sin sacrificar la solidez del sistema. Alcanzan una capacidad de carga hasta las 4000 libras.

Rieles de aluminio. Perfectos para cargas pequeñas, proporcionan una mayor facilidad de movimiento. Son más ligeros que los equipos de acero, al rededor de un 44% menos, ofrecen mayor seguridad e incrementan la productividad en las áreas de trabajo.